Páginas vistas en total

jueves, 15 de abril de 2010

Fernando Lugo: Noche de Cuchillos Largos

Noche de cuchillos largos


Luís Agüero Wagner


El cura Fernando Lugo afirmó en un reciente discurso que los partidos tradicionales paraguayos (como se conoce al Partido Colorado y al Partido Liberal, el mismo que lo llevó al poder) están caducos, y que lo único que hacen es llorar sobre la leche derramada. Lo mismo podría decirse de la izquierda bolivariana que lo impulsó a sabiendas de que su candidatura había surgido en el seno de los Think Tanks de las ONG derechistas, vinculadas a USAID y otros órganos imperiales, así como a la prensa subsidiaria del National Endowment for Democracy.

Evidentemente, Lugo se ha perdido en su propio laberinto, precisamente en un momento donde la derecha latinoamericana apoyada por Obama y sus boys ponen el pie en el acelerador y tratan de embestir a los que, dignamente, llevan adelante verdaderos procesos revolucionarios, afirma un ingenuo comentario aparecido en la web, como si el rumbo del cura no hubiera estado señalado de antemano en los laboratorios de las agencias de inteligencia del imperio.
De acuerdo al último informativo emitido por el partido de izquierda marxista Patria Libre, transcripto más abajo, el verdadero rumbo del cura Lugo no es ni marxista ni liberal, sino fascista.

Es conocido que l fascismo se presentó como una «tercera vía» o «tercera posición» que se opone radicalmente tanto a la democracia liberal en crisis (la forma de gobierno que representaba los valores de los vencedores en la Primera Guerra Mundial, como Inglaterra, Francia o Estados Unidos, a los que considera «decadentes») como al movimiento obrero tradicional en ascenso (anarquista o marxista, este último escindido a su vez entre la socialdemocracia y el comunismo, que desde 1917 tenía como referente al proyecto de Estado socialista que se estaba desarrollando en la Unión Soviética); aunque el número de las ideologías contra las que se afirma es más amplio, dado que también combate a los frentes social-comunista en general, demoliberal masónico y a los demagogo-populistas.
El discurso luguista sigue religiosamente las pautas establecidas por Joseph Goebbels: La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas... Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad.
Al igual que los movimientos fascistas de entreguerras , que fueron alimentados por las clases económicamente poderosas (por ejemplo la alta burguesía industrial o las familias conservadoras ricas), para oponerse a los movimientos obreros y a la democracia liberal, el movimiento del cura Lugo tuvo a sus financistas e inspiradores a los empresarios más poderosos del Paraguay, sobre todo entre quienes dominaban los medios masivos de comunicación.
Según la doctrina tercerposicionista, el fascismo no es de izquierda ni de derecha, ni capitalista ni comunista, ya que el fascismo sería una idea totalmente original; sin embargo en la práctica más que una idea original sería una fusión sincrética de varias ideas políticas -proyectos, discursos, etc.- aglutinadas siempre bajo el nacionalismo unitario y el autoritarismo centralista.
La “alianza nacional” de Lugo coincide asombrosamente con el esquema, dado que siempre se autoproclamó como independiente de la derecha o la izquierda, “como el agujero del poncho” al decir de su mismo mesías arzobispal.
Al igual que en el fascismo, donde tanto en la retórica como en ciertos programas económicos y sociales, la identificación con la tierra y los valores campesinos frente a la decadencia y corrupción que se denuncian en las masas urbanas desarraigadas son la norma, también entre los seguidores y entorno del cura Lugo la coartada es la misma, aunque sólo se trate de una excusa para perpetrar negociados y estafas contra el estado, sobrefacturando el valor de las tierras.
También las raíces ideológicas del luguismo coinciden con el fascismo: su base intelectual plantea una sumisión de la razón a la voluntad y la acción, no importa que el gobierno del cura ratifique acuerdos con el imperialismo, se asocie con Alvaro Uribe, entrene sus rangers en EEUU, permita la penetración de USAID y la U.S. Embassy en los organismos del estado, reprima a movimientos políticos marxistas, y desate una caza de brujas contra los movimientos de inspiración izquierdista y bolivariana, debe seguirse a Lugo, seguirse a Lugo y seguirse a Lugo, como antes se repetía el lema “Seguid a Stroessner, Seguid a Stroessner y Seguid a Stroessner”.
La Noche de los Cuchillos Largos (en alemán Nacht der langen Messer) u Operación Colibrí fue una purga que tuvo lugar en Alemania entre el 30 de junio y el 2 de julio de 1934, cuando el régimen nazi llevó a cabo una serie de ejecuciones políticas cuyo objetivo era purgar internamente al movimiento nazi de quienes no eran leales a Hitler. La represión afectó al menos a 85 dirigentes de la plana mayor Nacional Socialista, la mayoría leales al ideario violentista de su partido, entre ellos Ernst Rohm, quien antes había ayudado a la organización boliviana para su guerra con Paraguay, durante su estadía en Sudamérica.
La diferencia de personalidades habían distanciado tanto a Hitler y Rohm, ambos creadores del partido Nazi, que desilusionado, el segundo había partido en 1928 a Bolivia, donde bajo el mando del general Hans Kundt se desempeñó con el rango de teniente coronel en el ejército boliviano, y fungió como instructor militar
Adolf Hitler se había opuesto siempre a la SA, de la cual era líder indiscutido Ernst Röhm, porque el dictador alemàn percibía la independencia de la SA y la inclinación de sus miembros hacia la violencia callejera como una amenaza contra su poder, de la misma manera que el EPP amenaza hoy el poder luguista en el norte del pais.
En el proceso de fascistización de su esquema de gobierno, el cura Lugo, como Hitler, no ha dudado en arrojar en varias oportunidades a los leones a sus principales aliados políticos, de la misma manera que hoy lo hace con la dirigencia y los militantes del Partido Patria Libre, la Organización Campesina del Norte y otros grupos hoy caídos en desgracia, arrojados a los leones del naciente régimen clero-fascista, alcanzados por la noche de los cuchillos largos de su idolatrado Mesías arzobispal. LAW

INFORMATIVO PATRIA LIBRE – 20 de ENERO DE 2010.

PARAGUAY: LUGO SE BURLA DE DERECHOS HUMANOS Y PISOTEA DERECHO INTERNACIONAL

Tres Refugiados Políticos paraguayos en Brasil bajo protección del ACNUR
Paraguay es uno de los pocos países de América Latina que tiene Asilados Políticos en otros países producto de la criminalización que sufren las organizaciones populares y militantes revolucionarios.
Juan Francisco Arrom, Anuncio Marti y Víctor Colman son líderes del Partido Patria Libre (PPL) de Paraguay. Fueron salvajemente secuestrados y torturados por organismos del Estado paraguayo en enero de 2002.
El entonces presidente de la República, Luis Angel Gonzàlez Macchi, y el fiscal General del Estado, Oscar German Latorre, fueron procesados en el Parlamento paraguayo por Terrorismo de Estado y salieron impunes.
En el año 2003 los tres dirigentes fueron obligados a abandonar el país, ante la falta absoluta de garantías para sus vidas, y obtuvieron Refugio Político del Estado Brasileño, bajo protección del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR) y de Caritas Internacional.
Millares de organizaciones de derechos humanos, políticas y sociales, del Brasil, América Latina y de otros continentes, apoyaron por varios años el enjuiciamiento del Estado paraguayo en la CIDH-OEA. Por varios años el Forum Nacional de Entidades de Derechos Humanos del Brasil (http://www.direitos.org.br/) se pronuncio solidariamente sobre el caso y en ocasión de la asunción presidencial del ex obispo Lugo en Paraguay envió sendas notas reclamando justicia para los refugiados políticos paraguayos.
En el año 2008 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA declaro Admisible el caso presentado por los citados dirigentes contra el Estado paraguayo. Con ello el Estado paraguayo esta sentado en el banquillo de los acusados en los estrados de Derechos Humanos internacionales por Delitos de Lesa Humanidad.
La rancia oligarquía criolla heredera de la más larga dictadura de América, la del Gral. Alfredo Stroessner, persiguió por todos los medios desde el año 2003 para cancelar el status de Refugiados Políticos de los líderes de Patria Libre intentando involucrarlos en diversos hechos criminales sucedidos en los últimos años y proporcionando informaciones falsas al Ministerio de Justicia del Brasil.

EL GIRO FASCISTA DEL OBISPO LUGO
El ex obispo Fernando Lugo, hoy presidente de la República por una amplia coalición con hegemonía derechista del Partido Liberal y que puso término en el 2008 a 60 años de hegemonía del partido vinculado a la dictadura militar, que incumplió su promesa más básica de reformar el archicorrompido poder judicial paraguayo, continuó con un acelerado proceso de pactos con la derecha y por tanto manteniendo el status quo de los grupos de la dictadura militar. Siguió aplicando políticas neoliberales y criminalizando la protesta social.
Hoy día ante la emergencia y consolidación de grupos criminales del narcotráfico que siempre fueron protegidos y apadrinados por la dictadura militar y que realizaron sucesivos secuestros extorsivos, se desató una violenta lucha mediática donde quienes pretender enjuiciar políticamente a Lugo lo acusan de estar vinculados a estos grupos y de que los mismos responderían a la izquierda, lo que fue negado en forma terminante por todas las agrupaciones socialistas y comunistas. Surgió un supuesto EPP (Ejército del Pueblo Paraguayo) con características propias de las guerrillas narcotraficantes de Rio de Janeiro y Sao Paulo (Brasil) a la que se pretende ligar a la izquierda y a los refugiados paraguayos en Brasil.
Lugo en una clara política de intentar salvar su mandato se aparta cada vez más de los reclamos de algunos sectores del movimiento social y la izquierda que aún manifiestan cierto apoyo condicionado pero tímido y desconcertado pues todas las decisiones del gobierno apuntan cada vez más a la derecha. Sus pactos y acuerdos se sustentan en un bloque conservador que tiene una frágil mayoría parlamentaria que hasta hoy día evita el juicio político y la destitución de Lugo.
La campaña de Lugo contra los Refugiados Políticos paraguayos en Brasil
Una campaña por demás absurda y que ignora el Derecho Internacional fue desatada por el ex obispo Lugo y su ministro del Interior, en un intento más por cumplir con los dictados de la rancia oligarquía hija de la dictadura militar stronista.
Sin ninguna explicación y fundamento, los tres Refugiados Políticos, Arrom, Martí y Colman, fueron incluidos en una propaganda masiva de TV, Radio y Periódicos junto con otros supuestos criminales pertenecientes al EPP, donde se ofrece al mas típico estilo del viejo Oeste de USA una recompensa de 500 millones de Guaraníes (moneda paraguaya) equivalente a U$S 100 mil, por quienes den “informaciones sobre el paradero de los mismos”.
Todo el Paraguay conoce que los citados dirigentes políticos de izquierda son protegidos del Estado Brasileño, del ACNUR y Cáritas Internacional, y que tal protección bajo el status de Refugiados Políticos les fue concedida por claras y flagrantes violaciones de los derechos humanos de las cuales ellos fueron víctimas. Y por contrapartida, decenas de policías, militares y fiscales, funcionarios en actividad del Estado paraguayo, siguen en la Impunidad y en función activa bajo el gobierno de Fernando Lugo. Todo ello parte del pacto y acuerdo que Lugo realizó para seguir representando a la oligarquía y la derecha tradicional en Paraguay.

Esta acción del gobierno de Lugo no sólo es absurda y resulta en una provocación a la propia Soberanía del Estado brasileño y a respetables instituciones internacionales como el ACNUR y Caritas Internacional que actuaron en base a Leyes Internacionales de protección de los Derechos Humanos y del Estatuto de Refugiados de la ONU. El ofrecimiento de “recompensas”, poniendo precio a la cabeza de líderes revolucionarios que gozan de protección internacional refleja en toda su dimensión la miserable condición humana en la persona de un presidente como el ex obispo Lugo que terminó traicionando las esperanzas de renovación democrática del país para dar rienda suelta al neoliberalismo capitalista y el Terrorismo de Estado de la oligarquía fascista.

No hay comentarios: