Páginas vistas en total

martes, 19 de julio de 2011

FERNANDO LUGO. INDEX CLEROFASCISTA EN PARAGUAY


Al más puro estilo de la Inquisición medieval, el gobierno de Fernando Lugo ha reimplantado el Index de Libros prohibidos en Paraguay

Decía un escritor perseguido por las dictaduras del Plan Cóndor por sus denuncias, que no querían que viesen lo que escribía porque escribía lo que veía. Hoy en Paraguay, como en tiempos de la infame Constitución de 1940 que prohibía publicar libros sin autorización del ministerio del Interior, la censura de libros que desagradan al gobierno ha vuelto a cobrar vigencia.
Difícilmente hoy alguien pueda ignorar que los libros, herramientas del saber y de las ideas de los seres humanos han sido en el pasado objeto de persecuciones y censuras de todo tipo, desde parciales a totales.
Un paradigma al respecto nos dio la Iglesia Católica, institución que dentro de su pretendida doctrina moral intentaba satanizar con severidad lo que no debíamos leer. Los libros prohibidos por el catolicismo llegaron a ser tan numerosos que la Iglesia tuvo que componer un listado de todos ellos, el cual fue llamado precisamente índice de libros prohibidos – Index Librorum Prohibitorum –.
Esta infame lista fue mantenida desde 1559 hasta la próxima fecha de 1966 y abandonado definitivamente durante el papado de Pablo IV dentro de los preparativos del Concilio Vaticano II. Sin embargo, la práctica del Index de libros prohibidos parece haber reverdecido bajo el gobierno arzobispal que hoy padece un exótico país Sudamericano. Al más puro estilo de la Inquisición medieval, el gobierno de Fernando Lugo ha reimplantado el Index de Libros prohibidos en Paraguay


El pastor mentiroso


Como en los tiempos del index de libros prohibidos, como si se tratara de un viaje a través del túnel del tiempo, bajo el gobierno de Fernando Lugo ha entrado a regir la censura de publicaciones. La primera víctima de esta mentalidad inquisitorial fue el libro testimonial “El Pastor Mentiroso”, escrito por Hortensia Morán, madre de un hijo no reconocido por el cura-presidente Fernando Lugo.
La bancada del Frente Guasu (adictos de Lugo autoproclamados como de “izquierda”) y la Comuna asuncena, se opusieron en abril de este año a que Hortensia Morán presente su libro en uno de los escenarios que tiene la Municipalidad para actos públicos. Nadie fundamentó el rechazo, que en realidad constituía una admisión tácita del cura de sus propias faltas.
Ya lo advertía Jean de la Bruyere, no existe para el hombre más que una verdadera desdicha: incurrir en falta y tener motivo de censura contra sí.
Censura a Enciclopedia
La “Enciclopedia biográfica paraguaya de personajes y protagonistas del Bicentenario”, escrita por el historiador Luis Verón y editado por la Comisión Bicentenario también fue objeto de la práctica inquisitorial y fue retirada de circulación por orden del gobierno de Fernando Lugo.
Una de las artífices sería la propia viceministra de la Juventud, Karina Rodríguez, quien habría cuestionado el hecho de que se atribuya en la biografía del presidente Fernando Lugo casos de “filiaciones” no reconocidas, a pesar de que este hecho es vox populi en todo el Paraguay y objeto de burlas a nivel global. “Se faltó el respeto a la investidura presidencial”, dicen los defensores del escandaloso cura, entre quienes estarían otros intelectualoso de “gran peso” como Jacinto Flecha y Margarita Durán, a quien también habría molestado aparecer en el libro al lado de doña Deló.
Otra de las cosas que molestaron al gobierno es que en el mencionado libro se exponga en la biografía del ex ministro Camilo Soares que éste fue nombrado en el cargo de manera ilegal, cuestionando su nacionalidad. El hecho constituiría una de las más leves faltas de Soares, involucrado en bochornosos casos de corrupción por sobrefacturar hasta panificados en la secretaría de Emergencias, adulterar firmas y hasta falsear su identidad política.
Tras esta decisión, el libro que estaba siendo repartido en forma gratuita desde el propio gobierno a través de la Comisión Bicentenario, fue retirado de circulación y dejó de entregarse como aporte gratuito. El gobierno también exigió que se modifiquen los párrafos concernientes a Lugo y a Soares, según informaron por entonces los afectados.

Censura a grupo cómico

Los esbirros del cura Fernando Lugo, engendro clero-fascista promocionado por la izquierda chanta, no se contentan con censurar libros y también censuraron al grupo cómico AB OVO su hilarante sketch "Fernando", apelando como es su costumbre a su estrategia de arrojar la piedra y esconder la mano.
Fuentes oficialistas señalaron que la censura al grupo es un "problema comercial", aunque es bien conocido el modus operandi luguista a la hora de censurar y perseguir a sus adversarios.
La popularidad del grupo AB OVO y del sketch "Fernando" , evidentemente, causaron alarma dentro del gobierno del obispo abusador de niñas pobres, debido sobre todo a las marcas que el video lograba en el sitio YOUTUBE. Ello obligó al grupo cómico a rehacer el video censurado cambiando su formato.

Ideario del EPP

La última de la serie constituye la censura del Ideario político del EPP, material a ser lanzado esta semana, y que el gobierno anunció que sería prohibido.
Voceros del gobierno arzobispal del Paraguay anunciaron que prohibirán el libro con el ideario político del EPP, guerrilla marxista cuyos integrantes fueron aliados del cura Fernando Lugo para llegar al poder, además de ser puntales de la maquinaria propagandística internacional que logró instalar al escandaloso obispo como referente del “socialismo del siglo XXI y de la Teología de la Liberación”.


El ministro de Justicia del cura, Humberto Blasco, sostuvo que es necesario "chequear" el contenido del libro escrito por Alcides Oviedo Brítez (líder del Ejército del Pueblo Paraguayo), condenado por el secuestro María Edith Bordón de Debernardi.
Indicó que por "apología del delito" en su contenido, prohibirán su lanzamiento oficial, planificado para realizarse a metros del reclusorio donde se encuentra.
Según el ministro declaró ante la prensa, “una persona condenada por un caso violento no puede usar ningún medio de comunicación para hacer apología de hecho punible; creo que el Ministerio Público debería actuar".

El nuevo Santo Oficio en Paraguay


De esta manera, la maquinaria del Santo Oficio nuevamente está calentando sus motores en Paraguay, de la mano de varios aprendices de Torquemada que actúan de oficio desde secretarías de estado del inquisitorial gobierno arzobispal.
En todas estas prácticas no es difícil ver reminiscencias de los tiempos oscuros en que los Papas demostraban en la práctica que no tenían mucha fe en su propio culto, dado que los dogmas y las trabas que imponían a la racionalidad y la difusión del conocimiento sumían al mundo en la barbarie. Es evidente que casos como éstos nos indican que el infortunio enamorado del Paraguay, ha surgido nuevamente del fondo del abismo de los tiempos y hoy nos remite a la época en que los herejes eran estrangulados, los recalcitrantes incendiados vivos, todo ello desde que los católicos decidieron abandonar sus altares y salir de sus conventos y monasterios, siempre en connivencia con el imperio, como en su momento salieron los militares de sus cuarteles. Hoy en Paraguay se consolida la censura de los mismos ex aliados políticos que ayudaron al cura a movilizar la maquinaria propagandística internacional que lo llevó al poder.
Ya advertía Benjamin Franklin que los hombres son criaturas muy raras: la mitad censura lo que practica; la otra mitad practica lo que censura; el resto siempre dice y hace lo que debe. LAW

No hay comentarios: