Páginas vistas en total

jueves, 10 de febrero de 2011

FERNANDO LUGO, EL MODELO DE ALDO ZUCOLILLO O LA CONSOLIDACIÓN DEL MACCARTISMO


Dijo Borges que todo sistema conduce ineludiblemente a una trampa, y el sistema de dominación imperialista que ejerce sobre el Paraguay la embajada norteamericana, a través de la telaraña imperial, no hace más que confirmar la sentencia.
El embajador nortemericano James Cason había afirmado al departamento de estado en un informe de mediados de 2008, conocido ya hoy gracias a Wikileaks, que el cura Fernando Lugo era ideal para atenuar las simpatías que despertaban en la región Fidel Castro y Hugo Chávez.
Para hacer este trabajo era necesario, según Cason, un izquierdista “moderado” el cual sería utlilizado para revertir la tendencia. Lugo cumplió con creces ese objetivo. Tanto que hoy el Paraguay vive la plena consolidación del clerofascista del régimen arzobispal.
El maccartismo se consolida en Paraguay bajo el gobierno del cura Fernando Lugo, ahora con la detención de ciudadanos por organizar un campamento y portar una bandera de Venezuela.
"Una bandera venezolana y fusiles de madera que aparentemente se usaban para adiestramiento de lucha armada son parte de las evidencias levantadas ayer en un campamento allanado por la Policía en Juan E. O’Leary, Alto Paraná. Hay trece jóvenes demorados" dice con gravedad el periódico oficioso del régimen luguista, el diario ABC color (http://www.abc.com.py/nota/campamento-de-adiestramiento-militar-campamento-del-epp-campamento-del-partido-comunista-epp-farc/).
Mientras siguen estos atropellos, el nombramiento de reaccionarios en altos puestos dentro del gobierno están a la orden del día.

NADIE PUEDE IMPONER UN MODELO, EXCEPTO ZUCOLILLO

Mientras el modelo maccartista se consolida en el Paraguay, el cura Fernando Lugo afirmó a través del medio oficioso de su gobierno ABC color que nadie puede imponer un modelo. Debería aclarar que nadie, excepto Aldo Zucolillo.
Desde que llegó al gobierno, Lugo no ha hecho otra cosa que obedecer los dictados de su amo, a través de la línea editorial de ABC color, y de otros personajes de la misma calaña como Vierci o Humberto Rubín.
Ha congelado la reforma agraria, reflotado la democracia sin comunismo al estilo del dictador Stroessner, y se apresta a rematar empresas públicas que producen grandes ganancias para complacer a sus patrocinadores.
Fernando Lugo debería haber dicho: El único que puede imponer el modelo que quiere en el Paraguay es Aldo Zucolillo.

La prensa, cuarto poder en otros países, con la dupla Fernando Lugo-Aldo Zucolillo se ha consolidado como primer poder en Paraguay.

Un ejemplo es el operativo de prensa de fin del año del cura, que se montó en torno al crecimiento económico, olvidando la inflación que la neutraliza.

El Paraguay en realidad está en un alarmante lugar número a nivel global entre los países con mayor inflación en el mundo, compartiendo el lugar con Bolivia, según indica un ranking publicado por la prensa internacional.

En la región, otros países con elevada suba de precios fueron Paraguay y Bolivia (ambos en el lugar 13 a nivel global). Por su parte, el país con menor inflación del mundo en 2010 fue El Salvador, que, de hecho, registró deflación (baja de precios) de 0,2%. Entre los 10 países que registraron menor suba de precios están: Japón, Irlanda, Estados Unidos, Alemania y Francia.

Otro operativo de prensa se montó en torno a la salud del cura, quedando hoy nuevamente en entredicho con un sugestivo viaje al Brasil de “vacaciones”.
Lo cierto es que pesar de la falaz "curación milagrosa", se agrava Linfoma de Fernando Lugo y debe volver a viajar al Brasil para tratarse. Lugo, aquejado de un grave linfoma en estadío terminal, volvió a viajar el de semana a San Pablo, Brasil, para someterse a tratamientos médicos en el Hospital Sirio Libanés, a pesar de haber publicitado que ya no necesitaba medicación.

Ya lo advertía Oscar Wilde: Hay mucho que decir en favor del periodismo moderno. Al darnos las opiniones de los ignorantes, nos mantiene en contacto con la ignorancia de la comunidad.

No hay comentarios: