Páginas vistas en total

miércoles, 7 de julio de 2010

ONG Y MALVERSACIONES DEL GOBIERNO FERNANDO LUGO


A Unamuno se le atribuye la sentencia de que el único egoísmo aceptable es el de propiciar el bienestar de los demás para sentirse mejor uno mismo.
Esto podría aplicarse al fenómeno de las ONG, que en Paraguay hay infiltrado la política y el estado como comisionistas, sobre todo desde el advenimiento a la arena del cura Fernando Lugo.

En España, a pesar de los casos de corrupción registrados el año pasado en Intervida y Anesvad, tanto el número de voluntarios como el de socios cotizantes de las ONG no ha dejado de aumentar.

También aumentan los socios y donantes, los que aportan su dinero a las ONG, y ello a pesar de los escándalos recientes. Es que la intención de evadir impuestos nunca pasa de moda.

En Nicaragua y Venezuela, se las acusa con frecuencia de responder a intereses del imperialismo, en tanto en España a los intereses del propio bolsillo.
Los escándalos de Anesvad e intervida han levantado las sospechas de todas las ONGS en España. Nadie audita escrupulosamante, desde fuera, nuestras ONGS, excepto una curiosa asociación llamada Fundación Lealtad (FL) creada por multimillonarios ex especuladores bursátiles. También velan por las transparencia de las ONGS... el Grupo Santander o Pricewaterhouse relacionado con el escándalo Tyco.De 4.15 ONGS, que reciben más de 700 millones de euros, sólo 115 son supervisadas por la FL, entre las cuales no se incluye ni Greenpeace, ni WWFAdena ni Sabera ni la Fundación V.Ferrer ni la de Teresa de Calcuta.

EN PARAGUAY, CAMPEONES DE LA MALVERSACIÓN

Las ONG en Paraguay han sido reconocidas desde que fueron utilizadas como mampara para financiar a los movimientos políticos que llevaron a l poder al obispo FernandoLugo.
Muchos de los referentes de las mismas no han hecho un papel decoroso en el actual gobierno.

Camilo Soares es un personaje conocida en la izquierda paraguaya por no hacerle asco al imperialismo cuando hay que recibir dólares de USAID. Ahora también es conocido como el funcionario más corrupto del gobierno luguista.

Miguel Suárez Berriel, representante de la empresa uruguaya Fluids Life, denunció que en la Secretaría de Emergencia Nacional le propusieron elevar el precio de su oferta para concretar la compra de una desalinizadora para el Chaco. La firma pedía 204.000 dólares pagaderos en seis meses y en la SEN hicieron la curiosa contraoferta de abonar al contado, pero 300.000 dólares. Hay que aclarar que el hecho ocurrió cuando Camilo Soares ya se encontraba de permiso. También deben explicar qué pasó con las desaladoras que supuestamente ya se habían adquirido.

Pero más allá de este caso puntual, que hoy la prensa paraguaya desnuda con entusiasmo, vale preguntarse cuál puede ser la legitimidad de un personaje que siempre tuvo a sus fuentes de financiación en Washington (NED, USAID, etc.) , pero aparece en los medios como guevarista y marxista leninista.
Eva Golinger, principal referente del anti-imperialismo chavista, está segura, en la página 57 de su libro “La agresión permanente” sentencia: son agentes del imperialismo, son sus lacayos, sus portavoces y siempre estarán bajo su control y dominación”.

No hay comentarios: